Mercedes-AMG GLE 63 S Coupe... ¿Coupé?
14/1/2015 Salones del Automóvil

Mercedes-AMG GLE 63 S Coupe... ¿Coupé?

Esta versión deportiva de la SUV GLE que ofrece más de 550 CV pero que tiene mal puesto el nombre.

Mercedes-AMG ha presentado en el Salón de Detroit 2015 la variante deportiva GLE63 S Coupe 4MATIC, el nuevo rival con el que tendrá que competir la BMW X6 M.

Este modelo que en realidad es un SUV con pretensiones deportivas (de ahí el esfuerzo de la marca por bautizarlo erróneamente como Coupe) es la versión más poderosa del nuevo GLE. Con un motor AMG V8 biturbo de 5.5 litros registra una potencia de 557 CV y 698 Nm de torque para la versión GLE63 Coupe 4MATIC, en tanto que para el GLE63 S Coupe 4MATIC se obtienen 585 CV y 758 Nm. En ambos casos, la caja es automática de siete velocidades.

De acuerdo a las necesidades del conductor, este SUV se sabe adaptar de manera perfecta gracias a los diferentes modos de conducción que ofrece el sistema Dynamic Select. Por medio de una perilla situada en la consola central se puede seleccionar entre cinco programas de conducción:  Slippery (Resbaladizo), Individual, Confort, Sport y Sport Plus. Cada uno de estos ajustes afectan tanto a la respuesta del motor la transmisión, el control de estabilidad, la dirección y la suspensión. Cuando se decide ir con el modo Sport Plus, el GLE 63 Coupé acelera de 0 a 100 km/h en 4.3 segundos, bajando a 4.2 para la versión S.

Además de una alta dosis de poder, este SUV contiene una serie de sistemas que elevan la dinámica de conducción como el sistema estabilización activa en curvas (Active Curve System), dirección directa deportiva y la tracción integral 4MATIC que distribuye la fuerza de torque a aquella rueda que tenga mejor tracción.

Uno más de los actores estelares del alto desempeño de este vehículo es el sistema de suspensión neumática integral que actúa en función de la velocidad y reduce la altura de la carrocería a altas velocidades para mejorar la aerodinámica y la estabilidad. Para lograr la rigidez y altura ideal, equipa un sensor del ángulo de la dirección, cuatro sensores de nivel, tres sensores de carrocería y además registra la velocidad del vehículo y la posición del pedal del freno y del acelerador.

Al igual que el diseño exterior dotado mucha deportividad, el interior del GLE 63 Coupé con sello AMG obtiene numerosos elementos exclusivos tanto en la arquitectura como en el equipamiento.

 

 

 

 

Galería Mercedes-AMG GLE63 S Coupe 4MATIC

Mercedes-AMG GLE63 S Coupe 4MATIC 2016

1 de 11

¿Qué opinás? Contanos