Techrules Ren RS, para pocos afortunados
8/3/2018 Salones del Automóvil

Techrules Ren RS, para pocos afortunados

Este hiperdeportivo se destaca por un novedoso sistema de recarga por turbina.

En 2017 vimos la llegada del Techrules Ren, un hiperdeportivo que hoy reaparece en el Salón de Ginebra, pero en una faceta competitiva, con el nombre Ren RS. 

La gran diferencia que aparece con estas dos letras está en las adecuaciones que recibió el modelo, entre las que podemos destacar una diminución del peso, un diseño nuevo de habitáculo y algunos cambios en la carrocería que mejoran la performance aerodinámica y la refrigeración. Asimismo, el chasis de monocasco de fibra de carbono fue reforzado y configurado para la participación en carreras.

La turbina, el gran secreto 

Todo se mantiene inalterado en el innovador sistema eléctrico con recarga por turbina. Como su nombre lo indica, está comprendido por una microturbina, una batería de polímeros de ion-litio de 28,4 kWh y dos motores en la parte delantera y cuatro en la parte trasera. Una vez que estos seis motores trabajan en conjunto, el Ren RS ofrece una potencia de 1.287 CV y brutal un torque de 2.340 Nm.

Lógicamente, llevadas a la vida real, las cifras cumplen su parte. El 0-100 km/h se logra en 3s y puede seguir acelerando hasta llegar a los 330 km/h. Y si te impresiona el desempeño, quñe decir de la autonomía de 1.170 km, producto de un consumo de 7,5 L/100km (de gasoil).

¿De qué se trata el sistema de recarga?

Básicamente, la microturbina acciona un generador que carga la batería. A su vez, éste proporciona electricidad para alimentar los motores de tracción. A diferencia de muchos sistemas de propulsión de turbina, no hay alimentación eléctrica directa del generador a los motores eléctricos en funcionamiento normal. La turbina impulsa al vehículo solamente cuando la batería se agota.

Así, el aire aspirado por la microturbina pasa a través de un espacio en donde el calor del aire de escape es transferido al aire de admisión frío y comprimido antes de que se encienda. Con el encendido de la mezcla de combustible y aire comprimido genera una enorme cantidad de energía que se conduce a muy altas velocidades para girar turbina. Cuando este gas caliente es expulsado, pasa a través del intercambiador de calor para asegurar que la energía térmica se recupere y sea transferida al aire de admisión frío.

También, los clientes pueden elegir entre una configuración de turbina central de alta eficiencia de 30 kW o dos de alta densidad  con mayor potencia, 80 kW.

Hecho para correr 

En el interior, el Ren RS permite que el piloto se siente cómodamente en un asiento de fibra de carbono, fabricado por OMP y siguiendo los estándares aprobados por la FIA. Para cumplir con la normativa, también se incluyen un extintor y un arnés de seis puntos.

Como parte de la seguridad, está equipado de un sistema de eyección inspirado en la ingeniería aeroespacial. Seis pretensores se montan debajo del espacio de la cabina y son controlados por la ECU a través de acelerómetros, con el fin de abrir automáticamente el techo en caso de impacto o desvíos extraños.

También llama la atención que los pretensores sean eléctricos, en lugar de pirotécnicos. Eso hace que sean reutilizables 50 veces, además que se pueden activar manualmente, mediante los botones de seguridad dentro del vehículo o incluso, de manera remota.

Poderoso, eficiente y exclusivo

Este Ren RS estará disponible únicamente para su uso en circuito y se distribuirá de forma exclusiva dentro de dos años. Para ello, Techrules está en conversaciones con sociosinternacionales, buscando formar alianzas estratégicas que ayuden a la producción y el lanzamiento de vehículos para mercados alrededor del mundo.

Galería Techrules Ren RS

Techrules Ren RS

1 de 18

¿Qué opinás? Contanos